Infección por salmonella, cómo evitarla

El calor y la infección por salmonella

La llegada del calor trae consigo la infección por salmonella. Tomar medidas para evitar contraer una infección por salmonella puede evitar que tú y tu familia seáis una de las millones de personas que contraen esta enfermedad cada año.  La bacteria responsable de la salmonella se transmite a través de alimentos contaminados y al manipular animales. Las mascotas pueden llevar esta bacteria en sus heces. Evita la carne cruda o poco cocida así como los huevos y asegúrate de que la carne cruda se maneje por separado de otros alimentos al preparar una comida. De esta manera evitar una posible contaminación cruzada de alimentos.

La enfermedad

La prevención de la infección por salmonella es especialmente importante para las personas con mayor riesgo de enfermedad grave, incluidos los niños pequeños, los ancianos y las personas con sistemas inmunes debilitados.

Mientras que la mayoría de las personas tienen diarrea que sigue su curso en unos pocos días, aproximadamente 450 personas mueren cada año por salmonelosis aguda.

No existe una vacuna para la infección por salmonella y puede contraer la enfermedad varias veces, por lo que es importante evitar el contacto con la bacteria.

Transmisión de la infección por salmonella

La salmonelosis es una enfermedad que incluye diarrea, fiebre y calambres abdominales. La bacteria se propaga en las heces. Algunas personas son saludables pero son portadoras de la bacteria.

Consejos

  • Siempre lávate bien las manos después de usar el baño, cambiar pañales y antes de preparar alimentos.
  • Una persona que tiene salmonelosis no debe preparar alimentos o verter agua para otros hasta que no hayan tenido síntomas durante 48 horas.
  • Una persona que tiene salmonelosis no debe regresar al trabajo, a la guardería ni a la escuela hasta que no haya tenido síntomas durante 48 horas.
  • No vayas a nadar ni a gimnasios si has tenido diarrea en las últimas 24 horas.
  • No bebas agua no tratada que pueda estar contaminada por desechos animales.

Preparación y manejo de alimentos

Hay muchas prácticas de manipulación de alimentos que tienen como objetivo prevenir la infección por salmonella en los alimentos. Estas prácticas son importantes al comer, cocinar en casa y preparar comida en restaurantes.

Limpiar

  • Lávate las manos antes y después de manipular alimentos.
  • Desinfecta las superficies de trabajo de la cocina y los utensilios con agua y jabón después de preparar cada alimento.
  • Usa toallas de papel desechables para limpiar las superficies de la cocina que esponjas o toallas de tela.   
  • Lava bien los productos antes de consumirlos.
  • Pela y desecha las hojas exteriores o cáscaras de frutas y verduras.

Separar

  • Cuando vayas de compras, mantén las carnes, aves y mariscos crudos separados de los otros artículos. Guárdalos por separado en el refrigerador.
  • Después del contacto con carne o aves crudas, lávate inmediatamente las manos, las superficies de trabajo de la cocina, los utensilios, los platos, los tazones, etc. con agua y jabón.   
  • Es mejor tener tablas de cortar separadas designadas para carne cruda y para productos, ya que la limpieza puede no eliminar todas las bacterias.

Cocinar

  • Cocina bien las aves de corral, la carne molida y los huevos antes de comer. No comas ni bebas alimentos que contengan huevos crudos o leche cruda sin pasteurizar.
Los huevos crudos pueden no ser reconocidos en algunos alimentos como la salsa holandesa casera, aderezos para ensaladas caseras, tiramisú, helado casero, mayonesa casera, masa para galletas, ponche de huevo y glaseados.

Frío

  • Mantén los refrigeradores limpios y fríos.
  • Cubre y refrigera los productos que has cortado.
  • Lee y sigue las instrucciones de la etiqueta, como «Mantener refrigerado» o «Usar antes de».
  • Mantén las ensaladas de frutas preparadas u otros productos de corte en el refrigerador hasta justo antes de servir. Desecha los productos cortados si han estado fuera del refrigerador por más de cuatro horas.

La leche materna como defensa

La leche materna es el alimento más seguro para los bebés pequeños. La lactancia materna previene la salmonelosis y muchos otros problemas de salud. Lávate las manos antes de amamantar a tu hijo.

Para más información puedes contactar conmigo en ainhoadietamos@gmail.com

¡¡Sígueme en twitter –> @PlanDietamos

Facebook –> PlanDietamos

¡¡Y también en Instagram –> @PlanDietamos

Deja una respuesta