Amaranto, fuente de salud

Amaranto, qué es

El amaranto es un grano comestible con un delicado sabor. Como grano libre de gluten, este alimento es popular entre aquellos que siguen una dieta libre de gluten. El amaranto tiene un alto contenido de proteínas y está repleto de nutrientes, por lo que es un elemento básico para tener a mano en cualquier comida.

El amaranto lo puedes encontrar en tiendas especializadas o herboristerias.

Información nutricional

Una porción de unos 100 gramos de amaranto cocido contiene.

  • Calorías: 130
  • Grasa: 2.1 g
  • Sodio: 8 mg
  • Hidratos de Carbono: 26 g
  • Fibra: 2.9 g
  • Proteína: 4.9 g

Vitaminas y minerales

El amaranto es una excelente fuente de manganeso, hierro, magnesio y fósforo. También es una buena fuente de otros nutrientes, como vitamina B6, ácido fólico, cobre y selenio.

Beneficios del amaranto para la salud

Los granos integrales como el amaranto proporcionan una amplia gama de beneficios para la salud

Ayuda a construir y mantener la masa muscular

El amaranto es un grano relativamente alto en proteínas, con aproximadamente el 30% de sus calorías provenientes de este macronutriente clave. Este grano proporciona lisina, un aminoácido que falta en muchos otros granos comparables. También es más alto en los aminoácidos cisteína y metionina que en algunos granos de cereales comunes como el arroz y el maíz.

Una de las funciones principales de la proteína es mantener y reparar el tejido muscular en el cuerpo. Cuando se combina con un programa de entrenamiento de fuerza, la proteína ayuda a su cuerpo a desarrollar masa muscular saludable y magra.

Reduce el colesterol

El mayor consumo de granos enteros, incluido el amaranto, se ha asociado con una disminución del colesterol LDL. Esto se debe a que contiene niveles altos de ácidos grasos, incluidos el ácido palmítico, el ácido oleico y el ácido linoleico, junto con el alto contenido de escualeno de hidrocarburos insaturados para el beneficio hipolipemiante.

Riesgo reducido de enfermedad

Numerosos estudios han demostrado que una mayor ingesta de granos enteros se ha asociado con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular y enfermedad coronaria.

Los estudios no solo han demostrado una disminución del riesgo de enfermedad cardíaca cuando aumenta el consumo de granos integrales, sino que también han notado una disminución del riesgo de otras enfermedades.

La ingesta de granos integrales está asociada con una disminución del riesgo de cáncer, enfermedades respiratorias, enfermedades infecciosas y diabetes.

Control de peso

Si estás tratando de alcanzar o mantener un peso saludable, los granos integrales son tu amigo. La fibra y la proteína del amaranto pueden ayudarte a sentirte lleno y satisfecho después de comer, y la proteína ayuda a mantener la masa muscular para un metabolismo saludable. Por supuesto, hay muchos factores que contribuyen al aumento o pérdida de peso general, pero al menos algunos estudios han indicado que el consumo de granos integrales a veces se asocia con un índice de masa corporal más bajo.

Cómo prepararlo

Puedes hervir el amaranto como hervirías cualquier otro grano, pero este grano puede requerir más agua.

Para preparar 1 taza de amaranto, hierve  2 tazas de agua con una pizca de sal si lo deseas. Agrega los granos y cocina por unos 20 minutos. No te preocupes si el grano no se ablanda por completo. El amaranto es conocido por retener un poco de crujiente cuando está completamente cocido.

Come amaranto como guarnición o agrega verduras u otra fuente de proteínas para hacer una comida completa y equilibrada. También puedes consumir amaranto en las ensaladas o sopas.

Para más información puedes contactar conmigo en ainhoadietamos@gmail.com

¡¡Sígueme en twitter –> @PlanDietamos

Facebook –> PlanDietamos

¡¡Y también en Instagram –> @PlanDietamos