Helados de avellana y chocolate, la receta

Helados de avellana y chocolate

Ya llega el calor y van apeteciendo los helados. Así que hoy te voy a presentar la receta de unos riquísimos helados de avellana y chocolate. Ante todo son saludables debido a que no llevan azúcares refinados. Y lo mejor es que además de fáciles de preparar, están muy muy ricos. Puedes conocer las características y propiedades de las avellanas haciendo CLICK AQUÍ

Bebida de avellanas natural

Éste es el ingrediente estrella de nuestros helados de avellana y chocolate. Que una bebida vegetal sea natural significa que no le han añadido azúcares ni tampoco edulcorantes. Simplemente se trata del agua además del porcentaje correcto de fruto seco en cuestión. Siempre lo puedes encontrar en herbolarios o tiendas especializadas.

Utensilios de cocina

Primero, vas a necesitar una heladera de silicona para 8 mini helados o para 4 helados grandes. También te harán falta palitos de madera para helados.

Molde de silicona para 8 mini helados

Ingredientes para 8 mini helados de avellana y chocolate

Para el relleno

  • 100gr de avellanas tostadas picadas (se pueden picar con un robot de cocina o picadora)
  • 20gr de erytritol
  • 150 gr de bebida de avellanas natural (sin azúcar ni edulcorante)

Para la cobertura

  • 150gr de chocolate negro 85%
  • 30gr de aceite de coco

Para decorar

  • 60gr de chocolate blanco sin azúcar
  • 10gr de aceite de coco

Elaboración

  1. Primero debes mezclar las avellanas picadas, el erytritol y la bebida de avellanas hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
  2. Seguidamente, reparte la mezcla en la heladera y deja en el congelador durante 8 horas.
  3. Una vez pasado este tiempo, debes fundir el chocolate negro junto con el aceite de coco en el microondas o al baño maría. Cuando el chocolate se vuelva líquido recubre cada helado con el chocolate y deja escurrir el exceso. Una vez compactado el chocolate congela de nuevo.
  4. Funde el chocolate blanco con el aceite de coco igual que has hecho con el chocolate negro. Por último, decora los helados dejando caer sobre ellos un hilo de chocolate blanco con ayuda de una cucharita.
¡Mantén los helados en el congelador y disfruta de ellos cuando te apetezca!

Para CITAS o CONSUTAS click aquí

Deja una respuesta